Microcuento.

mewtroEn un vagón extraviado en la rutina de un lunes cualquiera, se escucha aquel diálogo que, sobrepasa las imágenes mediáticas que se tienen de los jóvenes periféricos.

Ella: “Cuanto tiempo sin verte”

Él: “Si, harto tiempo”

Ella: “y justo encontrarnos aquí”

Él : “Las casualidades de la vida”

Ella, “Ya tengo que bajar, pero, pucha,  solo una pregunta,..”

Él: “¿Si?

Ella : ¿Qué crees que fuiste en mi vida?

El aviso por altavoz que anuncia “Próxima Estación Baquedano, lugar de combinación con Línea 1” provoca la pausa justa.

Él: Fui aquel viento que te sacaba del aburrimiento, y que te dejó abrazada a una duda.

La mira de ella se nubla, y él sin tono amargo, termina, justo cuando ella comienza a salir.

“Aprendí bien contigo a conocer a Sabina”

Suena el aviso de cierre, y tal cual un sello finiquitador, el aire queda en suspensión.

Solo un oyente casual, identificó la canción que marcó la respuesta del joven. “A la orilla de la Chimenea”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s