¿Triunfo de los Trabajadores?

El fallo del Tribunal Constitucional(TC) no hace mas que desnudar las falencias que hacen del sistema que impera en Chile un disfraz democrático.

 

Es sabido por pocos y asumido inconscientemente por muchos que, la base del Dominante Económico es la demonización de las organizaciones, y el fortalecimiento del Individualismo. De ahí que, el TC dirime a favor de la mantención de los derechos individuales sobre el derecho de organizarse.

Cabe preguntarse, ¿en empresas sin sindicato, tienen los trabajadores mas respeto de sus derechos?; en la práctica es una realidad que, de no ser por trabajadores y trabajadoras empoderadas se vulnerarán con mas despajo los Derechos de los/las Trabajadores.

 

El sector político que defiende al Empresariado, ha lanzado la frase “con este fallo han triunfado los trabajadores”, habría que decir, los trabajadores desinformados y temerosos.

 

Urge entonces reconocer de una vez que, la Constitución vigente NO es la casa de todos. Que ingenuidad, por ser suave, denotan los ministros cuando, compungidos, exclaman, la aseveración reconociendo a quien protege la Constitución. En la Casa edificada en Dictadura y remodelada por los Gobiernos Concertacionistas, NO hay lugar para los/las trabajadores, los/las Indígenas, la Población LGTB, para la MUJER, para lxs niñxs pobres.

 

En estos días, he contemplado el cómo, Gerentes intentan imponer abusos aprovechándose de la desinformación de los trabajadores, provocando temores que desnudan la fragilidad de la persona. Hacen uso de dosis de rumores para fomentar la división y el descrédito hacia Dirigentes Sindicales.

 

Urge entonces informarse, comprometerse, y participar de procesos de diálogo, donde se fomente el desarrollo de las defensas atrofiadas de muchos y muchas. La persona informada y empoderada no es fácil de intimidar, y es promotora de organizarse, para proteger y ahondar en los Derechos del mundo trabajador.